Programa Pro-Huerta

El Pro Huerta se implementa en todo el territorio entrerriano a partir de un convenio suscripto en el año 1988 entre el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el gobierno de Entre Ríos.
El Programa consiste en la entrega de semillas en dos campañas anuales: otoño- invierno y primavera- verano. Se trata de variedades nacionales y adaptadas a la zona, pudiéndose sembrar: acelga, achicoria, lechuga, rabanito, perejil, tomate, pimiento, maíz, zanahoria, aromáticas y variedad de flores para evitar plagas.

Entre los objetivos del proyecto se destacan que promueve complementar la alimentación mediante la auto producción de hortalizas y verduras; mejorar la calidad de la dieta alimentaría; mejorar el gasto familiar en alimentos; promover la participación comunitaria en producción de alimentos; generar tecnologías apropiadas para la auto producción de alimentos y promover pequeñas alternativas productivas agroalimentarias.

El Pro Huerta está dirigido a grupos familiares urbanos y rurales en situación de pobreza; niños de escuelas ubicadas en áreas críticas y organizaciones públicas y privadas de la comunidad, entre los que se encuentran comedores comunitarios, centros de jubilados y entidades religiosas.

En Entre Ríos, el programa se implementa en Juntas de Gobierno y municipios de segunda categoría; además en establecimientos educacionales, hospitales, centros de salud, grupos de vecinos y organizaciones intermedias.

Programas para el desarrollo social